Datos sobre
Seguridad del talco en polvo
For nearly 125 years, Johnson's has committed to putting the needs and well-being of the people we serve first, that's why, out of an abundance of caution, we've initiated a voluntary recall in the United States of Lot #22318RB of Johnson's Baby Powder. If you or someone you care for has a bottle of Johnson's Baby Powder Lot #22318RB, please discontinue use of the product. If you have any questions or concerns, please contact our Johnson & Johnson Consumer Care Center by calling 1 (866) 565-2229. Please know that we are working diligently to resolve this matter.

Acerca del talco en polvo

  • ¿Qué es el talco en polvo?

    El talco en polvo es la forma refinada y en polvo del mineral más suave de la tierra: el talco. El talco es un ingrediente “inerte”, lo que significa que no genera una reacción química cuando se ingiere o se usa sobre la piel. Las personas han aprovechado la suavidad natural, la seguridad y la capacidad de absorción del talco desde los tiempos del Antiguo Egipto.1

    ¿De dónde proviene nuestro talco?

    El talco se encuentra en depósitos de roca en todo el planeta y se extrae como muchos otros minerales. Solo se utiliza talco de calidad farmacéutica en nuestro talco para bebés.

    ¿Cómo se fabrica el talco en polvo?

    Una vez que se saca de la tierra, el talco se tritura parcialmente, se clasifica y se le asigna una calificación. El mineral de talco que cumple con nuestros estándares luego se muele hasta obtener un polvo, se analiza el tamaño de las partículas y se confirma que cumple con los requisitos de pureza de Johnson & Johnson.

El talco es seguro

El talco se ha usado durante siglos.

Es el mineral más suave de la tierra y se ha utilizado para diversas aplicaciones que se remontan al Antiguo Egipto.2

El talco es más común de lo que se piensa.

Está en los alimentos que comemos, como la goma de mascar, el arroz y el aceite de oliva, y en muchos productos que utilizamos todos los días (como maquillaje, jabón y antitranspirante).1,2,3

El talco es seguro.

La investigación, la evidencia clínica y los casi 40 años de estudios realizados por expertos médicos independientes de todo el mundo siguen confirmando la seguridad del talco.

El talco ha sido estudiado por autoridades independientes de todo el mundo.

Las agencias gubernamentales y no gubernamentales, como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos y el Panel de Expertos de Revisión de Ingredientes Cosméticos, han investigado la posible nocividad del talco y han determinado que el talco es seguro.

El talco no causa cáncer.

El Consejo Editorial de la Consulta de Datos Médicos del Instituto Nacional del Cáncer concluyó que el peso de la evidencia no respalda una asociación entre la exposición al talco perineal y un mayor riesgo de cáncer de ovario.

Décadas de seguridad

Seguimos usando talco en nuestros productos porque décadas de ciencia han reafirmado su seguridad. Su confianza en los productos para bebés de Johnson y la seguridad que siente para usarlos todos los días es una gran responsabilidad, y es por eso que solo usamos ingredientes que se consideran seguros para usar según los últimos adelantos científicos.

La investigación, la evidencia clínica y los casi 40 años de estudios realizados por expertos médicos de todo el mundo siguen confirmando la seguridad del talco cosmético. Las autoridades sanitarias de todo el mundo han examinado los datos sobre el talco, y se utiliza ampliamente en todo el mundo.

Incluso con el largo historial de uso seguro del talco en productos de consumo, algunas personas han cuestionado si el uso del talco en polvo puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. Recientemente, se han planteado preguntas sobre si el talco que se usa en los productos de consumo está contaminado con asbesto. El peso de la ciencia no respalda ninguna afirmación de que nuestros productos con talco provocan cáncer.

Nos tomamos en serio cualquier asunto relacionado con la seguridad de nuestros productos y, como resultado, hemos profundizado en la evidencia sobre el talco.

Miles de pruebas confirman repetidamente que nuestros productos de consumo con talco no contienen asbesto. Nuestro talco proviene de fuentes de mineral que se han confirmado que cumplen con nuestras estrictas especificaciones. No solo nosotros y nuestros proveedores realizamos pruebas rutinarias para garantizar que nuestro talco no contenga asbesto, sino que nuestro talco también se ha analizado y se ha confirmado que está libre de asbesto por una variedad de laboratorios y universidades independientes, incluida la FDA, la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Hospital Mount Sinai.

Johnson solo utiliza talco puro de calidad farmacéutica. Hemos probado cada lote para asegurarnos de ello. Pero no nos crea solo porque lo decimos nosotros. Examine los datos y tome su propia decisión.
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software